domingo, 21 de marzo de 2010

El Método Etílico

Siempre es bueno redescubrir un libro. Sobre todo si es un libro de investigación. Por eso, cuando revisé la estantería y me topé con El Arte del Coctel, de Dale Degroff (2002, 200 pp.), me brillaron los ojos. (En el mueble no hay mucho más que varias versiones del Señor de los Anillos, libros de dinosaurios y otros sobre la Edad Media).


El material de Degroff está repleto de cualquier cantidad de información sobre los distintos tipos de alcohol que sería causa de linchamiento en una reunión de AA. Viene absolutamente todo lo que jamás quisiste saber sobre los miles de cocteles que hay y la materia prima para hacerlos. Hacerlos como debe ser, siguiendo el Método Etílico. Para hacer las cosas bien hay que seguir una ciencia, o en este caso desarrollar un Arte, según el autor. Incluso viene cómo se debe cortar la piel de naranja para adornar cada bebida. Ejemplo:


Y claro, se necesitan buenos utensilios para hacer buenos cócteles. Como estos:


Pero lo mejor del texto son los cientos de nombres de recetas que vienen divididos por bebida base. Aquí algunos ejemplos aleatorios: Slippery Nipple, Sloe Comfortable Screw, Sloe Gin Fizz, B-52, Blue Monday, Macho Gazpacho, Chi Chi, D’Artagnan, Flirtini, Gin and Sin, Latin Love, Sake-Tini, Mexican Blonde, Pink Squirrel, Presbiteriano, Stilletto, y mi nombre favorito: Suffering Bastard.


4 comentarios:

  1. Ok, una pregunta , estabas ebrio cuando escribiste esto? jejejeje just kidding. Y recomiendas el libro acompañado de una bebida? jaja.

    En serio nice Blog, Mr. appleboy.

    ResponderEliminar
  2. Lo recomiendo acompañado con agua porque es súper específico y también hay que hacer matemáticas, Sista.

    Pero es bastante informativo!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, suffering bastard! Así ha de estar la cruda!

    ResponderEliminar