jueves, 22 de abril de 2010

Doble Opuesto











Nunca he creído en las personas completas.

He conocido a personas que hacen bien una cosa por un tiempo. Nada más. Y eso casi siempre implica dejar de hacer otras cosas. Máscaras validadas por el Otro. Poco que admirar.

Además, la perfección es aburrida.

2 comentarios:

  1. No hay personas completas en la totalidad, pero sí hay personas completas para uno. No serán perfectas a los ojos del mundo, pero sí a los ojos de quien las sabe mirar.

    ResponderEliminar