lunes, 31 de mayo de 2010

Cero Ritmo


Querido vecino:

Hasta el momento nos hemos llevado muy bien.

Usted no me molesta cuando yo limpio con la música en alto y yo no le digo nada cuando usted cocina sopa de col y cebolla.

El problema viene por la noche con la guerra entre las sábanas que practica con su pareja. El problema no es ese, la verdad, es su absoluta falta de ritmo. Su cabecera se lo puede documentar, estoy seguro.

Tómelo en cuenta, se lo agradeceremos ella y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario