lunes, 19 de julio de 2010

Decisión



A la Gran Sala fueron todos los embriones. Estaba el del Tejón, el Cocodrilo, el Toro, hasta el diminuto Cangrejo. Estaba todos, incluso el Humano.

Como todos eran embriones, todos eran más o menos iguales. Cabeza grande, cuerpo débil, indefensos.

-Escuchen, les dijo ahí La Voz, antes de entrar al Mundo pueden pedir cambiar su cuerpo de la manera que ustedes crean más conveniente para vivir. Pidan lo que quieran y lo concedo. ¿Alguien quiere que sus brazos sean dos palas para excavar? Hecho. ¿Alguien quiere mandíbulas de acero para triturar hueso? Hecho, ustedes pidan. Sólo recuerden que lo escojan ahora crecerá con ustedes para toda su vida.

El Tejón, el animal más sabio después del Buho pidió tres cosas: que su piel fuera un escudo, su boca un arma y sus brazos dos palas de jardín. El Cocodrilo, la piel más dura del Reino animal y el corazón más oxigenado de todos. Otros pidieron cuerpos en forma de balas para volar bajo el agua. Otros más creativos fuerza, brazos por narices y memoria eterna.

Y al final quedó el embrión del Humano.

-Y tú que has escogido?, le preguntó La Voz. No queda nadie más que tú.
-Yo prefiero quedar como soy ahora. No quiero cambiar mi cuerpo. Quedaré como embrión toda la vida y ya veré qué uso para crear cosas.
-Muy bien, le respondió La Voz con una sonrisa. Embriones, vengan acá y vean al primer Hombre. Serás una herramienta desnuda toda tu vida, pero las sabrás usar todas. Tu cuerpo de embrión quedará así hasta el día que te entierren. Eternamente en desarrollo, siempre serás Potencial. Ahora ve, anda, e intenta ser feliz.

---

Es una fábula inglesa. La idea es esa. Siempre serás Potencial. Hoy, mañana, pasado. No hay una sólo que esté completo, aunque así te lo creas. Sólo te puedes acercar, pero completocompletocompleto, nunca. Acercarse no es fácil, tampoco. Hay que comer vida. Vida come vida. Es brutal, como el mundo. Un animal así lo escogió, de hecho: la Serpiente, un sistema digestivo perenne. La Serpiente lo sabe, por eso muchos la odian. Y para ser completo hay que saber hacer el Ridículo, más bien olvidar que se está haciendo. Qué es la seriedad? Una hiperestimación del tiempo, sólo eso dicen los existencialistas.

Cuando sepas esas dos cosas, comer vida y olvidar la seriedad, entonces ya avanzamos.

3 comentarios: