domingo, 29 de agosto de 2010

Sin título


Un proceso no se puede entender deteniéndolo. La comprensión debe moverse con el flujo del proceso, debe unirse y fluir con éste.

Es difícil llegar a eso. La mente ordena al cuerpo y obedece. La mente se ordena a sí misma y encuentra oposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario