miércoles, 15 de septiembre de 2010

Entretiempo


El otro me dijeron “eres como el Rey de los Comentarios Random” (¿?).

Eso no tiene sentido. Es como si cada comentario lo procesara, después lo analizara y después lo revolviera con otros comentarios random que nada que ver y al final saliera ese especial comentario random.

Como este:

Hay una escena muy buena en Cuatro Bodas y un Funeral (1994), esa película inglesa bastante cursi.

Están los protagonistas platicando en una boda y a uno se le ocurre filosofar sobre el tema del cual platican las parejas que llevan 50 años o más de casados. Se conocen todo. ¿Qué más hay? Bueno, pues a uno de los personajes (uno con barba) le dice a los otros que la única manera de ponerle interés de nuevo a la relación es preguntando a la pareja ¿te quieres casar conmigo?.

“Es el rey de los rompehielos”.

Y tiene razón. Sirve pero hay que usarlo siempre con un tono auto-depreciativo. 99 de cada 100 veces es una broma.

Hielo roto. Misión cumplida.

Eso es un comentario random.

No hay comentarios:

Publicar un comentario