lunes, 18 de octubre de 2010

Diva




Texto de este lunes de El País:

Carla Franklin acaba de anotarse una importante victoria legal frente a Google, un triunfo que podría llegar a tener grandes consecuencias sobre el futuro del anonimato en Internet. La ex modelo estadounidense demandó en verano al gigante de Mountain View ante un tribunal en Manhattan para que desenmascarara a los usuarios que colgaban en YouTube comentarios que dañaban su imagen. El tribunal ha ordenado ahora a Google que dé los nombres, direcciones y teléfonos de los individuos que están detrás de esos comentarios contra Franklin, informa el Daily News. Tiene un plazo de dos semanas para facilitar sus identidades.

La popular web Gawker se hacía eco este fin de semana de la resolución del litigio legal entre Franklin y Google, con el siguiente comentario: "Verdaderamente, el anonimato en Internet está muerto cuando no puedes llamar a alguien puta en YouTube sin ser descubierto". El abogado de la ex modelo respondió: "Si vas a colgar algo sobre alguien, debes dar la cara".

¿Realmente creemos que somos TAN importantes como para demandar por esto? Y en todo caso cuando la mujer sepa quién la insultó, ¿qué va a hacer? ¿Mandarle mails ofensivos de regreso?

Si algo hecho la red es liberar a toda la gente que alguna quiso decir algo y no puede ya sea por miedo, por pena o por falta de tacto verbal. Eso y buscar videos de artistillas y dejarles comentarios obscenos. Como en un fiesta, aquí estás para ver y ser visto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario