domingo, 26 de diciembre de 2010

Fruta


La señora Chepina tiene su puesto a unas cuadras de una de las casas de mis abuelas.


Vende mandarina y ya. Su especialidad es vender fruta, tratar a la gente, y gritarle a su hijo para que atienda a otros clientes. Ah, y comprar letreros.


Como este de la foto. Es su estilo. Porque vender mandarinas es casi casi como un servicio a la comunidad. Es cool. Es rico. Es económico. Es Navideño.


Es la señora Chepina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario