lunes, 17 de enero de 2011

¿En dónde estás entre dos pensamientos?


Esa es la entrada: ¿en dónde estás entre dos pensamientos? Para empezar, ¿aún puedes estar? ¿O sólo estás metido en ti mismo y en tus ciclos?


Una criatura que se ha convertido en algo prefiere la muerte a cambiar y convertirse en algo más, dice Frank Herbert. Pero al mismo tiempo se debe cambiar si se quiere avanzar a algo distinto, no mejor o peor, sólo distinto. De no hacerlo, sobreviene la muerte por inacción.


Prueba y error. Es la condición más extendida de la vida. Claro que es de locos hacer lo mismo y esperar resultados distintos. Prueba algo, cambia uno o dos factores y ve los resultados. A veces es la única manera de reírte de ti mismo. Y ahí sí que vamos de gane.


Pienso en algo. Pero siempre desde mí mismo. Lo externo hace que cambie de pensamiento. Otra vez, aunque venga del exterior, lo estoy pensando desde mi propia persona. Dejar entrar al otro implica olvidar esa posición. Y eso es peligroso. Algunos dirían antinatural, porque claro, si quiero sobrevivir, antes que nada debo privilegiar a Me, Myself and I.

2 comentarios: